11/01/2017
Jornadas de anticorrupción a cargo de John Podmore y Robert Evans

Durante la primera semana de octubre, el Servicio Penitenciario Federal llevó a cabo una serie de jornadas de capacitación sobre lineamientos y estrategias para prevenir, identificar y detectar hechos de corrupción dentro de la institución. Las exposiciones, destinadas a directores de establecimientos y máximas autoridades penitenciarias, estuvieron a cargo de dos especialistas en la materia: los británicos John Podmore, consultor en materia de justicia penal internacional, y Robert Evans,miembro del Comité de Auditoría Conjunta de la Policía de Gales del Sur.

Luego de las palabras de apertura del evento –a cargo del subsecretario de Asuntos penitenciarios y relaciones con el poder judicial, Juan Mahiques, y el director nacional del Servicio Penitenciario Federal, Emiliano Blanco–, los referentes en anticorrupción abordaron temáticas inherentes a obligaciones y tratados internacionales, con inclusión de la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción (CNUCC);  principios generales de legislación en materia de Derechos Humanos; Modelo de Análisis y Manejo de Información para la Prevención de la Corrupción (CPIM); condicionamiento y manipulación entre el personal y los internos; cooperación con organismos encargados de exigir el cumplimiento de la ley a nivel nacional e internacional; el contexto del crimen organizado grave y los internos extranjeros, entre otros.

Respecto de estas jornadas de capacitación,  John Podmore, que ejerció el cargo de director de establecimientos penitenciarios en el Reino Unido durante 25 años, destacó que "he visto un gran avance respecto de la visita que realicé el año pasado. Esta semana fue muy importante para diseminar la información estratégicamente. Rompimos el espiral de silencio, darse cuenta que hay un problema es fundamental".

En cuanto a las políticas de anticorrupción, sostuvo que "el sistema argentino emplea estrategias de prevención, principios éticos en capacitación y reglas muy similares a las de Reino Unido. Lo principal es estar atentos a los pormenores de cada cultura en particular y no dejar de lado la aplicación de seguridad dinámica en las cárceles, siempre que ésta no falle y de paso a acciones corruptas".

Por su parte, Robert Evans explicó los alcances del Modelo de Análisis y Manejo de Información para la Prevención de la Corrupción. "En primera instancia es vital tener una estructura para recolectar información y analizarla. Luego determinar prioridades como manejo de contrabando de drogas, celulares, alcohol, reducción violencia y conductas inmorales del personal, a los fines de erradicar cualquier tipo de acto ilícito en las instituciones".

A modo de conclusión, ambos coincidieron en que "cuando uno empieza a encontrar indicios de corrupción necesita de mucha valentía. Se ganan muchos enemigos inicialmente, pero en el largo plazo los resultados y la tranquilidad de la gente dan muchas satisfacciones".