30/10/2019

Experiencia de la aplicación del modelo de Riesgo/Necesidad/Responsividad

Con el objetivo de compartir ante distintos representantes del mundo las políticas de gestión aplicadas en los establecimientos penitenciarios federales, el Dr. Jorge Alfredo Galli, junto a su colega Mariano Arrigo, abordaron la experiencia obtenida a partir de la puesta en funcionamiento del modelo de Riesgo/Necesidad/Responsividad, y su vinculación con el desistimiento del delito.

En su presentación, el Director del Instituto de Clasificación y Categorización se refirió a la importancia de “la creación de evidencias empíricas, que ayudan a cumplimentar las reglas Mandela”. Arrigo, en tanto, afirmó que para cumplir esa meta “fue fundamental revalidar el Instituto de Criminología y crear áreas y programas específicos que permitan plasmar los marcos teóricos necesarios para estos nuevos cambios en la metodología de trabajo”, agregó.

En este sentido, Galli añadió que todos los programas a aplicarse bajo esta nueva forma de llevar a cabo la tarea penitenciaria “fueron enmarcados en la adecuación de las normativas que regulan la actividad de los agentes penitenciarios."

Sin embargo, señaló que “la discrecionalidad y subjetividad en relación a una clasificación efectiva, carecía de lógica y no colaboraba en la formación de datos en concepto de encierro", y que ante esa problemática “se buscó mutar el concepto de peligrosidad por otro centrado en un registro manejado por una herramienta fundamental como la estadística".

"Ciertos factores ponen a una persona en riesgo de delinquir. Estos, pueden ser analizables para prevenir esa tendencia gracias a un sistema basado en hechos, fiable, nacional y simple que permita una actividad tangible con resultados en la conducta  de las personas en contexto de encierro", explicó.

Como ejemplo, Galli compartió la recopilación de información como eje, y reportó que, hasta el momento, recolectaron 83.000 formularios de clasificación y 8.000 formularios de plan de sentencia, todos atravesados por la categorización de establecimientos.

Finalmente, como respuesta a esto, Arrigo señaló que "el primer paso fue proponer, mediante la aplicación de R/N/R, que los privados de la libertad cesen el acto de delinquir” y que “entender el modelo de desistimiento, permitió complementar un sistema que sea útil".

 ¿Qué es el R/N/R?

 El modelo de Riesgo, Necesidad y Responsividad es una propuesta diferente, tendiente a reflotar la idea de rehabilitación golpeada por la criminología crítica. Esta corriente fue nombrada como What Works, en contraposición a la postura que sostenía que nada funcionaba en materia de rehabilitación en las prisiones.

Reconocer las diferencias entre los distintos infractores, sea por el tipo de delito cometido, como también por el nivel de riesgo de reincidencia, reflejó que las intervenciones debían efectuarse considerando al infractor como individuo y no estandarizadas para todos por igual.

Esto derivó en tres principios:

-Riesgo: Destinar servicios de intervención intensiva a los infractores de ley con alto riesgo de reincidir y disminuir las intervenciones a aquellos que se evalúe como de bajo riesgo.

-Necesidad: Enfocar el tratamiento a las necesidades criminógenas del individuo.

-Responsividad: Proveer el tratamiento en un estilo y forma que responda a los estilos y habilidades de aprendizaje del infractor de ley.