30/08/2019

La necesidad del conocimiento frente a situaciones límites

El pasado martes 27 de agosto, en el Centro Federal de Detención De Mujeres "Nuestra Señora Del Rosario De San Nicolas", Unidad 31, la agente perteneciente al cuerpo de requisa -ayudante de cuarta Camila Miño- llevó a la práctica lo que el Servicio Penitenciario Federal implementa a través de los múltiples seminarios o talleres complementarios y específicos: primeros auxilios y resucitación cardio pulmonar (RCP).

En esta ocasión, Camila, aplicó la maniobra de Heimlich para desobstruir el conducto respiratorio de un menor que había ingerido un objeto, produciéndole un bloqueo de sus vías pulmonares. ¿Qué es la maniobra de Heimlich?, consiste en una serie de compresiones abdominales bajo el diafragma.  Se utiliza únicamente cuando una persona está atragantada por una obstrucción de sus vías respiratorias. Este es el único método para despejar esa zona del tórax, actualmente recomendado para adultos por la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association) y la Cruz Roja Estadounidense (American Red Cross).

Casada con Juan Alberto Chavez, perteneciente a la institución, y con una familia constituida de cuatro hijos (Kevin de 13, Adriel de 12, Jazmín de 6 y Alba de dos años y ocho meses), Camila se encontraba en el turno noche donde,frente a los pedidos de auxilio de una de las internas, demostró su profesionalismo y la capacitación adquirida, asumiendo un alto riesgo sin importar las consecuencias donde en una situación límite como esta, respondió satisfactoriamente.

Con el objetivo de brindar un servicio público de excelencia, acorde a los tiempos que corren, y enmarcado en las reglas internacionales, la mencionada agente, tras realizarle la desobstrucción correspondiente, derivó al niño al centro médico de la unidad, donde fue recibido por la Dra. María Arévalo y la ayudante de segunda Griselda Aguirre que, junto a su cuerpo de enfermería constataron los parámetros normales de evolución que el niño presentaba.

Este rápido accionar, fue posible gracias a la constante capacitación a la que el personal está sometido, en consonancia con las políticas públicas nacionales, permitiendo un objetivo claro y central: la excelencia en el desempeño de la función alacual el agente penitenciario está destinado.

En reconocimiento a la tarea realizada, se apersonaron para compartir las sensaciones de lo ocurrido, el subsecretario de Asuntos Penitenciarios Juan Bautista Mahiques junto al Director Nacional Emiliano Blanco quienes en una cordial charla, pudieron percibir la emoción de Camila quien, en un acto de profesionalismo demostró todas sus capacidades en una situación límite como la vivida.